Beneficios de hacer deporte al aire libre

Beneficios de hacer deporte al aire libre

El buen tiempo puede ser un estimulante de la práctica deportiva. Por eso, con la llegada del periodo estival, el aumento de las horas de luz natural, la estabilidad de las temperaturas, etc., muchas personas se lanzan a hacer deporte al aire libre. El mercado se adapta a esta tendencia y cada vez podemos encontrar más accesorios específicamente creados para su desarrollo y afianzamiento. Pero ¿es una moda pasajera sin justificación o, de verdad, ejerce una influencia positiva en el estado de salud de aquellos que la adoptan como su hábito saludable de verano?

Beneficios del deporte al aire libre

  • Favorece la oxigenación. En gimnasios y centros especializados, el aire está viciado por las aglomeraciones. Sin embargo, cuando salimos a la calle para hacer deporte (sobre todo si dejamos atrás la ciudad) el aire es más puro que en cualquier establecimiento.
  • Mejora la obtención de vitamina D, procedente de los rayos de sol. Este nutriente es muy beneficioso para la salud en general y para el mantenimiento del buen humor. Pero siempre se debe salir con la protección adecuada frente a los rayos UVA.
  • Reduce la ansiedad. En el gimnasio, estamos rodeados de mucha gente en un espacio cerrado y reducido. Por ello, algunas personas se sienten agobiadas. En plena naturaleza, además de respirar aire puro y disfrutar de las vistas, se alcanza cierta sensación de libertad.
  • Ayuda a controlar la presión arterial y, en ocasiones, favorece una mayor pérdida de calorías. Por ejemplo, una racha de aire puede obligarnos a aumentar el esfuerzo y, con ello, la quema extra de energía.
  • Es gratis. No se necesita más que una equipación textil básica que, en la mayoría de los casos, ya tenemos en casa. Frente a las cuotas en un gimnasio, hacer deporte al aire libre no supone ningún gasto.

¿Qué se debe tener en cuenta al hacer deporte al aire libre?

Antes de lanzarse a la práctica deportiva en plena naturaleza, es necesario tener en cuenta una serie de requisitos. Con ellos, podemos evitar que esta rutina saludable para el verano se convierta en todo un problema.

  • Evitar las horas centrales del día. Durante el periodo estival, se deben evitar las horas más calurosas del día (las que van desde el mediodía hasta media tarde) para la práctica deportiva. Las altas temperaturas y el efecto directo de los rayos UVA, mezclados con el esfuerzo físico y el aumento de la temperatura corporal pueden llegar a provocar deshidratación, golpes de calor, desmayos...
  • Beber mucha agua. La hidratación correcta, en verano, es todo un desafío. Pero, al practicar cualquier deporte al aire libre, aumentamos los niveles de transpiración y la pérdida de agua es mayor. Por eso, es importante aumentar la ingesta de agua hasta asegurar unos valores adecuados.
  • Buena alimentación. No importa si queremos mantener los efectos de la operación bikini o maximizar los beneficios del deporte al aire libre en verano, la dieta es la base de cualquier rutina. Los atletas, ya sean aficionados o profesionales, deben cuidar sus aportes nutricionales sin importar la época del año, tanto para conseguir la energía que exigen los entrenamientos como para prevenir lesiones futuras. Si una dieta equilibrada y completa no es suficiente, se debe recurrir a las vitaminas y los complementos nutricionales para deportistas. Normalmente, las principales carencias están relacionadas convel colágeno, el ácido hialurónico, el magnesio, la vitamina C , etc.

Y tú, ¿también eres un amante del deporte al aire libre? Con estos consejos, podrás sacarle el máximo partido durante los meses de verano.

Posteado el 01/08/2017 Consejos para cuidarte 182

Visto recientemente

Sin productos

Menu

X