Operación Bikini: ¿se puede estar en forma en dos meses?

Operación Bikini: ¿se puede estar en forma en dos meses?

Ni existen los milagros ni la preparación para lucir un cuerpo diez en verano es cosa de diez semanas. Con la perspectiva de la época estival en el horizonte, las horas de sol, el buen tiempo, la playa, las vacaciones, etc., son muchos los que desean poner su cuerpo a punto en muy pocas semanas con la temida y adorada “operación bikini”. Esto se traduce en dietas restrictivas y en jornadas de entrenamiento imprudentes, sin pausa y, muchas veces, sin control. También supone cambios muy notables, no se puede negar, pero solo serán visibles durante el verano. Después, sin una rutina deportiva, las personas que hayan adoptado este hábito estacional no solo pierden la forma física, sino que tardarán más en recuperarla el año siguiente.

La Operación Bikini no entiende de sexos

Que no nos engañe el nombre. La obsesión por un cuerpo perfecto, sobre todo de cara al verano, afecta por igual a hombres y mujeres. Ellas quieren afinar y reafirmar de cintura para abajo; ellos, sin embargo, prefieren ejercitar y marcar de cadera para arriba. Todos afrontan uno de los propósitos de Año Nuevo, el de llevar una vida sana, a diez o doce semanas de ponerse el bañador. Y las prisas, como afirma el dicho, no son buenas compañeras. Hombres y mujeres se lanzan a las salas de gimnasio, en muchas ocasiones, sin los conocimientos necesarios, sin el control de un experto o sin una preparación física previa, y sobreviven con un aporte alimenticio insuficiente para sus necesidades nutricionales.

Equilibrio durante todo el año

La mayor parte de los expertos coinciden en desaconsejar la “operación bikini”, al menos, tal y como se conoce. La idea para llegar perfectos al verano, aseguran, es cuidar la alimentación y el ejercicio durante todo el año y no solo con una dieta de verano. Para ello, y aunque parezca difícil, os enumeramos algunos consejos:

  • Márcate objetivos claros. También deben ser reales, alcanzables y medibles. No importa si quieres adelgazar, tonificar o mantenerte, tienes que visualizar bien dónde quieres llegar, qué tienes que hacer para conseguirlo y, sobre todo, qué dificultades te vas a encontrar por el camino (tus debilidades).
  • Busca tiempo. Una agenda apretada no es excusa para eludir tu cita con el deporte. Unos cuarenta minutos, tres días a la semana, no son un mal comienzo. Tenlo en cuenta cuando hagas otros planes.
  • Duerme tus horas y descansa. Muchas veces, la “operación bikini” da lugar a jornadas continuadas de ejercicio sin descanso. Así, solo se ralentizan los efectos. El cuerpo necesita darle un respiro a los músculos entre entrenamiento y entrenamiento para que estos se formen y crezcan correctamente.
  • Cuida tu alimentación. No hace falta pasar hambre ni es bueno someterse solo a una dieta de verano. Muchas veces solo necesitamos eliminar alimentos que, en realidad, ni nos hacen falta ni nos aportan nada bueno. Resérvalos para darte algún capricho (de vez en cuando) y asegura el aporte de nutrientes adecuado en épocas de mayor exigencia con vitaminas para deportistas.

Pon a prueba estos consejos y, aunque este verano no llegues a tiempo, empieza ahora la “operación bikini” adecuada para el año que viene.

Posteado el 23/05/2017 Consejos para cuidarte 583

Visto recientemente

Sin productos

Menu

X