Cómo frenar la artrosis: tus articulaciones te necesitan

Cómo frenar la artrosis: tus articulaciones te necesitan

La artrosis es la enfermedad reumatoide con mayor influencia en la población española. Se estima que cerca de siete millones de personas la padecen y, al contrario de la creencia popular, afecta sin excepción a adultos de todas las edades, aunque no hayan alcanzado la vejez. Las rodillas, las manos, las caderas y la columna vertebral son las grandes perjudicadas, aunque el cartílago se puede desgastar en cualquiera de las articulaciones del cuerpo. Si sientes dolor en las articulaciones, inflamación o ves limitados algunos movimientos, es el momento de que conozcas más detalles sobre la enfermedad y aprendas cómo frenar la artrosis de manera segura y saludable.

¿Qué es la artrosis y cuáles son sus causas?

El paso del tiempo, la repetición de los movimientos o, incluso, la falta de ellos afecta a nuestros huesos y articulaciones. Los tejidos se van debilitando hasta producirse roturas, distensiones, esguinces, etc. En el caso de la artrosis, es el cartílago articular el que se ve afectado, es decir, la capa que cubre los huesos para evitar el roce directo con el resto de los tejidos. Cuando este cartílago empieza a deteriorarse, el desplazamiento y el movimiento normal de las piezas óseas se hacen más difíciles y aparecen los primeros síntomas: dolor, inflamación, rigidez, deformidades, crujidos de las articulaciones…

La enfermedad no tiene una causa clara y por eso prevenir la artrosis es complicado. De hecho, muchos expertos señalan como su principal origen a un conjunto de factores genéticos y ambientales: la edad, el sexo, el sedentarismo, la obesidad, el exceso de ejercicio físico o determinadas actividades laborales.

Cómo frenar la artrosis o, al menos, suavizar su llegada

La artrosis es una enfermedad crónica irreversible. Cuando el cartílago se desgasta (y desaparece) no se puede recuperar. Aun así, los expertos no tiran la toalla y recomiendan una serie de prácticas saludables a sus pacientes para que aprendan cómo frenar su avance:

  1.       Evitar la obesidad e intentar mantener un peso corporal correcto adecuado.
  2.       Practicar deporte de manera moderada y con regularidad.
  3.       Huir de posturas forzadas o mantenidas durante mucho tiempo.
  4.       Aplicar calor para aliviar el dolor y relajar los músculos. En caso de cursar inflamación, puede ser beneficioso aplicar frío.
  5.       Utilizar el calzado adecuado.
  6.       Seguir las prescripciones del médico en cuando a analgésicos y antiinflamatorios.
  7.       No forzar las articulaciones con cargas excesivas (tanto de peso como de esfuerzos).
  8.       Mantener una actitud positiva.

Si aún no tienes artrosis, pero el deporte, tus posturas o el sedentarismo han empezado a hacer mella en tus articulaciones debes tomar medidas. Además de seguir los consejos de los expertos, prueba los suplementos nutricionales Vanir Flex, el último empujón que necesitan tus tejidos para resistir mejor los riesgos de desgaste.

Posteado el 13/06/2018 por Vanir Health Consejos para cuidarte 414

Visto recientemente

Sin productos

Menu

X

Me gustaría recibir descuentos exclusivos, novedades y tendencias por email.