Alimentos para el cerebro: nutrientes para cuidar la inteligencia

Alimentos para el cerebro: nutrientes para cuidar la inteligencia

Seguir una dieta equilibrada se ha convertido en un auténtico reto del siglo XXI. El número de personas afectadas por obesidad, diabetes, hipertensión y demás dolencias relacionadas con el sedentarismo y la mala alimentación va en aumento. Sobre todo, por la falta de control en los menús semanales y las cestas de la compra. Pero, una dieta equilibrada no solo nos ayuda a mantener el control sobre la báscula. Lo que comemos influye directamente en el funcionamiento del organismo, incluido el cerebro. A la luz de las últimas investigaciones, la alimentación afecta a  la actividad mental, llegando a frenar la manifestación de enfermedades como la demencia o la esquizofrenia y mejorar la focalización y la memoria.

Ya lo decía Juvenal: “Mens sana in corpore sano” Igual que el cuerpo no se mantiene saludable solo con una rutina de ejercicios, el cerebro no puede mejorar sus capacidades solo con lecturas, estudios y actividades de agilidad. Apunta en tu lista de la compra algunos de los mejores alimentos para el cerebro y haz que tus neuronas trabajen a pleno rendimiento en favor del máximo administrador del cuerpo.

Alimentos buenos para el cerebro:

  • Pescado azul. Rico en Omega 3, es en especial uno de estos ácidos grasos, el DHA, el más importante para la actividad cerebral. Pescados como el salmón o el atún aumentan la capacidad de las células nerviosas en el transporte de las señales. Por tanto, son alimentos buenos para el cerebro y la memoria, puesto que ayudan a almacenar y rememorar mejor los contenidos.
  • Avena. Aporta vitaminas del grupo B, actúa como ansiolítico natural y ayuda a combatir el estrés. Con todo esto, contribuye a que el cerebro se concentre y rinda al máximo, sobre todo, en épocas de mayor esfuerzo intelectual.
  • Frutos rojos. Sobre todo, los arándanos, ayudan a mantener la concentración y el cerebro activo. La razón la encontramos en su notable poder antioxidante, que ayuda a mantener la conexión entre las neuronas activa.
  • Té verde. Sus numerosas propiedades son de sobra conocidas por la mayor parte de los mortales. A todas ellas, hay que añadir su función neuroprotectora y antidepresiva. Actúa como un ansiolítico y ejerce un importante poder antioxidante.
  • Brócoli. Se trata de una verdura rica en vitaminas A y B y en folato, un nutriente esencial para la buena salud de la memoria. Pero, además, ejerce una función antioxidante esencial.
  • Frutos secos. Ricos en vitaminas y minerales, están siempre recomendados en la mayor parte de las dietas. También son alimentos de importancia para el cerebro. Su aporte de Omega 3 ayuda a mejorar la memoria y el aprendizaje. Como en todo, pero sobre todo por su alto aporte energético, no se debe abusar de su ingesta.
  • Cacao. Potasio, hierro, calcio, magnesio y vitaminas del grupo B. Estos son algunos de los nutrientes que nos podemos encontrar en una onza de chocolate con más de un 70% de cacao. Además, ayuda a producir endorfinas, que liberan el estrés y mejoran los estados de ánimo.

Cuida el cerebro comiendo con cabeza

La comida basura, los alimentos saturados de azúcar y demás “añadidos” dañan seriamente el organismo (por dentro y por fuera) y afectan de manera notable a la sinapsis entre neuronas. Por esto, nuestro cuerpo necesita que comamos con cabeza, a base de alimentos buenos para el cerebro y para el resto del organismo. Si a ello le añadimos otras rutinas saludables como el deporte o un buen descanso, nuestra actividad intelectual mejora notablemente. Aunque no de manera inmediata. Por esto, la alimentación sana y equilibrada debe asumirse como una rutina de vida.

Pero, cuando tu cerebro necesite un último impulso, prueba Vanir Go. Este complemento alimenticio, a base de vitaminas del grupo B y de otros nutrientes como la citicolina, contribuye a mejorar los niveles de concentración. 

Posteado el 24/10/2017 Consejos para cuidarte, Artículos Cientificos 189

Visto recientemente

Sin productos

Menu

X