Consejos imprescindibles para hacer deporte en verano

Consejos imprescindibles para hacer deporte en verano

consejos para hacer deporte en verano

Llega la época estival y, con ella, las ganas de practicar algunas disciplinas deportivas con las que no nos hemos atrevido durante el resto del año. Pero ¿es el mejor momento para hacerlo? ¿Podemos practicar deporte en verano sin ningún riesgo? La respuesta a estas dos preguntas es un rotundo sí, aunque siempre con precaución.

No podemos olvidar que esta es la estación más calurosa del año. Precisamente por ello, uno de los agentes más potentes contra los que tenemos que luchar son las altas temperaturas. Tanto las del exterior como las del propio cuerpo.

Nuestro organismo está preparado para mantener una temperatura de 37°C, poniendo en marcha diferentes mecanismos para regularla en caso de que esté por encima o por debajo. Pero cuando los grados del exterior se aproximan a los de nuestro cuerpo, este sistema deja de funcionar y se producen los golpes de calor. Para evitar este y otros contratiempos durante la práctica deportiva en verano, seguimos los consejos de los expertos.

Cómo hacer deporte en verano de manera segura

  • Hidratación. En cualquier época del año, beber agua es una obligación. Pero, en verano, se produce una pérdida excesiva de líquidos por la sudoración. Para evitar la deshidratación, lo recomendable es beber unos dos vasos de agua antes de comenzar el ejercicio y parar todas las veces que sean necesarias para seguir reponiendo los depósitos.
  • Deportes acuáticos. Son los más recomendables para el verano por dos motivos: el calor los hace más atractivos, por su poder refrescante; en ellos, al cuerpo le resulta más fácil mantener su temperatura media. En los meses de calor, las disciplinas de alta intensidad durante periodos prolongados son las menos recomendadas, puesto que suponen una subida constante de los grados del organismo.
  • Evitar las horas centrales del día. Si te decantas por deportes populares y tradicionales como las caminatas o el running, lo mejor es que las practiques a primera o última hora. A partir del mediodía, el calor se hace insoportable y las posibilidades de llegar al malestar físico están, prácticamente, aseguradas.
  • Protección frente al sol. De forma general, la protección de la piel frente a los rayos UVA es una máxima que se debe cumplir siempre. Existen cremas específicas para la práctica al aire libre de deportes en verano que aseguran esta protección. No te olvides de una buena gorra y unas gafas de sol para ganar esta particular lucha contra el sol.
  • Ropa cómoda. De algodón, ligera y, a poder ser, de colores claros. Con estas características la transpiración y la circulación de aire son posibles.
  • Alimentación. La dieta para la práctica de deporte en verano también tiene una serie de limitaciones. No es bueno hacer ejercicio ni con el estómago muy lleno ni muy vacío. Espera, al menos, dos horas para hacer la digestión y opta por las frutas para los pequeños aperitivos que,además de tener pocas calorías, son fuente natural de vitaminas y minerales.
  • En caso de que la mezcla entre calor y el esfuerzo del ejercicio altere el organismo y aumente la debilidad, se puede recurrir a las ayudas nutricionales para suplir las necesidades de nutrientes que nuestro organismo necesita. Pregunta a un especialista cómo puedes consumir suplementos deportivos y sacarle el máximo provecho al deporte en verano.
  • Este verano, cálzate las zapatillas y pon en práctica todos estos consejos para que el calor no te impida seguir disfrutando de la satisfacción de un buen entrenamiento.
Posteado el 07/07/2017 Consejos para cuidarte 629

Visto recientemente

Sin productos

Menu

X